jueves, 6 de octubre de 2011

MANTARRAYAS


Habitan en mares de aguas templadas a lo largo y ancho del mundo. Pueden llegar a medir 8,4 metros, y pesar alrededor de ¡1.400 kilos!. Aún en muchos aspectos es una total desconocida para el hombre... de hecho es muy probable que sean las criaturas más misteriosas del océano.
Posee un método de defensa muy particular, el cual consiste en un aguijón venenoso ubicado en el primer tercio de la cola. Y aún cuando los humanos no tiene que preocuparse de ser atacados por mantarrayas, deben ser muy cuidadosos cuando entran en contacto con una de ellas.



Son animales que han adaptado su vida a los fondos de arena cercanos a la costa. Suelen permanecer enterradas en esos fondos, para esconderse de los ataques de los predadores. Pero así y todo quedan muy expuestas. Es por eso que éste "ingenioso" animal - ¡la famosamantarraya!- ha diseñado un método de defensa, el cual consiste en un aguijón venenoso ubicado en el primer tercio de la cola.
Sólo dos familias de rayas poseen este aguijón, el cual tiene una punta sumamente filosa y tiene los lados aserrados, y se ha llegado a definir como "un estilete colocado sobre un látigo".
El aguijón es reemplazado por otro cada cierto tiempo y eso explica porqué algunas rayas presentan dos o tres aguijones. El veneno es producido por un tejido glandular situado en dos surcos paralelos ubicados detrás del aguijón que suele ser proporcional al tamaño de la raya.
En la raya australiana, que llega a medir dos metros de punta a punta de las aletas y a pesar 340 kilogramos, el aguijón alcanza 30 cm. de longitud. Aún cuando los humanos no tiene que preocuparse de ser atacados por mantarrayas, deben ser muy cuidadosos cuando entran en contacto con una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada